domingo, 24 de febrero de 2013

Oda a las madres

Últimamente, no se si por la reciente y creciente participación de los papás (algunos, por desgracia aún en aplastante minoría) en los partos y su involucramiento en los procesos de embarazo, parto y crianza (¡ya tocaba!), leo en varios sitios textos de este estilo:

"El padre es tan importante para la fecundación, gestación, parto y crianza como la madre. Tiene un rol distinto y no por eso menos importante. Hay que recordarlo y valorarlo siempre."



Bien, pues ese "TAN", hace que me parezca LAMENTABLE, FALSA Y MENOSPRECIANTE esa afirmación.
Es más, ¡estoy que echo humo! Y no se qué opinareis el resto, pero yo necesito lanzar una lanza enorme a favor de todas las mamíferas mujeres poderosas del mundo porque a mi juicio, merecen con honores el primer puesto, el oro, el reconocimiento. Y [algunos] padres, como más abajo explicaré, tienen una excelente plata o segundo puesto si lo han merecido, pero jamás el empate en lo que refiere al embarazo y el parto.

Edito: Antes de argumentar mi 'enfado', quiero dejar bien claro que no desprecio a los maridos, al menos no a los buenos (como el mío), jeje. También creo que ellos dejan 'su huella' en el bebé, y que son realmente importantes en todos los procesos, pero este escrito viene a decir, resumiendo, que no son igual que las madres en la gestación, el parto y la lactancia, en cuyos casos, su nada menospreciable tarea es de soporte y secundaria, pero no por poca importancia, sino por la magnificencia que significa el embarazo, el parto y la LM. Dicho esto, ahí voy:

Lamentable, porque me da la sensación de que se banaliza tanto el significado de 'igualdad' que perdemos el oremus, sinceramente. Y lo que es peor, que estamos tan acostumbradas a que nos ninguneen como mujeres, a que nos desmerezcan y al aparentemente imprescindible 'protectorado patriarcal' que parece (o no) que nos ha absorbido el seso, que por difícil que resulte, somos nosotras las que seguimos relegando socialmente nuestro sexo a un segundo lugar cual beatas, para seguir idolatrando y protegiendo de forma inconsciente al 'sexo fuerte' (mentira), al macho, aun cuando casi todo el mérito haya sido nuestro: ¡BASTA YA!!!

Falsa, me parece falsa hasta la ofensa esa afirmación. Porque desmerece por completo el esfuerzo tan increíble que hace el cuerpo de la mujer con la TRANSFORMACIÓN que le hace la gestación. Nuestro cuerpo es una bomba hormonal andante para no rechazar a ese bebé que crece en nuestro interior, nuestro corazón ha de bombear casi dos litros más de sangre, nuestros órganos han de desplazarse, cambiamos hábitos alimenticios, dejamos vicios insalubres, vigilamos nuestras actividades y nos desvivimos por ese cuerpecito que crece en nuestro interior, valorándolo incluso por encima de nuestra vida. Analíticas, tactos, pruebas... Quilos, estrías, ciáticas, estreñimiento, dolores, edemas, desmayos, vómitos, ardores...  ¿De verdad el papá hace el mismo esfuerzo que la madre? ¿De verdad es tan importante el padre en esos meses para ese bebé que crece en nuestro útero, como la madre que lo está gestando?

Menospreciante, menosprecia algo tan grande que es insultante. Porque hasta que parí no lo supe, pero una mujer conectada en su parto, es una leona, una osa salvaje, una pantera... Es TAN poderosa, es tal el cambio que es capaz de realizar, es tanta la fuerza, tanto el desgaste, ¡¡¡TAN GRANDE LO QUE HACE!!! Que escuchar que el padre ha sido igual de importante me insulta como mujer, insulta a todas las mujeres del mundo. ¿Y la que ha sido operada mediante cesárea? Su piel, su grasa, su músculo, su útero, ¡han sido cortados y cosidos para traer una vida al mundo! ¡Y se volvería a dejar hacer lo mismo! Comparar, en el mejor de los casos, hacer un masaje a la madre, ofrecerle un vaso de agua o agarrarle la mano en el momento del parto, con PARIR O SER OPERADA, insulta. Incluso Michel Odent es del parecer de que la mayoría de los padres sobran en el parto. Y es que una mujer que está de parto, lo unico que necesita para bien parir es conectarse con su cerebro más primitivo (que es capaz de ignorar todo lo aprendido por el neocortex), centrarse en su bebé y en su útero, y concentrarse en su trabajo de parto... Y en cualquier caso, la que pare, que es la mujer, es quien ha de decidir si quiere y/o necesita compañía o no.


Porque cuando pedimos igualdad pedimos mismos sueldos, mismas oportunidades, mismos derechos, mismos méritos ante mismas hazañas. Pero ¿igualdad entre dos cuerpos biológicamente distintos? ¿Por qué nos empeñamos en buscarle los tres pies al gato? ¿Acaso no existen un sinnúmero de 'igualdades' a salvar, que tenemos que meternos con lo único que es sólo nuestro  y así ha sido desde el inicio de los tiempos? Eso no es igualdad, es ir contra natura!
Esto de la 'igualdad' se parece cada vez más a la 'conciliación familiar-laboral', que quienes la reclamamos pedimos poder ganarnos la vida Y ADEMÁS criar a nuestros hijos y pasar tiempo con ellos, y hay quien lo entiende como 'más horas de guardería y menos baja maternal' para casi parir (como el que descorcha una botella de champán) y ala, a producir, que es lo único que [les] importa. De verdad... ¿hasta dónde vamos a llegar?


La fecundación:
Aunque existan métodos alternativos actualmente, entiendo al padre como parte imprescindible en la fecundación. Se puede prescindir de él, ciertamente, pero esto daría para iniciar otro debate que no es el que ocupa ahora mismo.

La gestación:
Soy consciente de que algunos hombres darían su vida por poder gestar como nosotras. Se, y afirmo, que la pareja es importantísima en todo el proceso. Que no es un mero 'portador de esperma' que fecunda a la mujer y ahí finaliza su trabajo (aunque lamentablemente, suceda así en muchos casos). No, la pareja es muy importante, es necesaria, y de ella dependen muchas cosas. Como personas diferentes que somos, tenemos funciones y roles diferentes en este asunto. La madre gesta, el padre puede propiciar que la gestación sea buena, y de esa pareja puede depender el estado emocional de la madre. La madre, sobre todo la primeriza, que no entiende bien qué le esta pasando y que vive un montón de nuevas experiencias abrumadoras, necesita su punto de apoyo, necesita sentir que el mundo no se ha dado la vuelta. Necesita que la cuiden, cuando un embarazo delicado así lo requiere. Y además de todos los hábitos saludables, para la buena formación del bebé, la madre ha de sentirse bien. Ser feliz. Y el padre puede ser el que marque la diferencia entre una depresión pre parto y un embarazo saludable. Podría decir que la pareja es imprescindible, si no fuese porque sin ella, la madre es capaz de llevar la gestación adelante completamente sola y dar como resultado un bebé completamente saludable y sin ningún tipo de carencia, al menos todavía.

El parto:
El parto es nuestro. Ni más, ni menos. Ya nos lo han robado durante demasiadas décadas y ahora que NOSOTRAS estamos consiguiendo recuperarlo (si, con muchos hombres de nuestro lado... que la mayoría han sido 'arrastrados' por mujeres), no pienso cederlo de un hombre (el ginecólogo que nos quería postradas) a otro hombre, aunque sea al padre que cumple con su 'deber' como pareja. Cada uno en lo nuestro, nosotras parimos y aunque ellos puedan 'sufrir' emocionalmente, nosotras sumamos a ese posible sufrimiento el tremendo esfuerzo de dar a luz. Es que no veo comparación posible. Ya comentaba antes que incluso Michel Odent es del parecer que muchos hombres sobran en el parto, que de hecho, ni tendrían que estar presentes para no interferir en la mujer y su labor. Yo a tanto no llego, pero si entiendo que es la mujer quien decide si quiere compañía o no, puesto que es la que pare. Aunque el hijo sea de los dos, la que pare es solo ella. En un parto planeado, por ejemplo en casa, el padre puede ser partícipe del proceso: ofrecer bebidas a la madre, ofrecer apoyo emocional (valiosísimo), apoyo físico, hacer incluso de doula de su propia mujer... pero en todos los casos, es un papel que favorece a la madre, que puede mejorar la situación, pero de nuevo vuelve a ser prescindible y secundario. La mujer puede parir (y lo hará, si ha llegado el momento), completamente sola.

La crianza:
Entiendo la crianza como un camino a andar juntos, donde han de consensuarse decisiones y equilibrar el papel de ambos. La crianza es una cosa de dos, siempre que sea posible.
En la crianza entra la lactancia materna, que merece un inciso, donde el padre tiene un papel muy importante. Y no es el de darle biberones para sentirse igual que la madre, sino sostener a esa madre y favorecer que pueda darle el pecho, puesto que es lo mejor para su hijo, e involucrarse en todas las demás tareas para con el bebé, como bañarlo, dormirlo, acunarlo, vestirlo, cambiarlo... Y con respecto a la madre, que se encargará de alimentarlo de noche y de día, favorecer que pueda descansar descargándola de otras tareas. Pero a pesar de que el papel del padre vuelve a ser muy importante aquí, ¡cuántas madres he visto lactar A PESAR de sus parejas, emperrados en que dejen la teta y se pasen al biberón!


Valoro muchísimo a los hombres, como hombres, como parejas, como padres. Los necesitamos, ninguno de los procesos que pasamos para ser padres son en principio procesos para hacerlos en soledad. Pero tenemos roles y funciones diferentes en el embarazo y el parto, y en estos tres casos (gestación, parto y lactancia), el de la madre es el principal y el del padre el secundario. Los hombres (o parejas) resultan imprescindibles como tal. Tenemos funciones diferentes, que en la crianza se deben igualar, pero pretender igualarlas en el embarazo o el parto... No los reconozco como úteros gestadores ni como parturientos que no son. Los reconozco como padres, como acompañantes, como maridos y como educadores. Y a muchos les doy un diez, incluído el mío, pero no puedo igualarlos con la mujer en el embarazo y el parto, lo siento pero no...
Ole por todos los padres presentes e involucrados, que tanta tanta falta hacían. Por esos padres que se desviven por las barrigas de sus mujeres, que sienten en su alma las contracciones de su compañera, que darían un brazo por parir y amamantar, que se emocionan con sus bebés, que se sienten vinculados y se involucran con su familia, como debería haber sido siempre. Gracias, porque además de que os necesitábamos, os estabais perdiendo algo maravilloso, como habeis podido comprobar. 

Pero no pienso regalarles a ninguno el mérito de gestar ni de parir a un bebé, por muy de los dos que sea el hijo.




 
Nota: Éste no es un blog médico, sino informativo. Contrasta siempre toda la información y consulta a varios especialistas. Puedes desactivar el sonido del blog al final de la columna derecha.

Licencia de Creative Commons
"Por Un Parto Respetado" de Mireia está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

viernes, 22 de febrero de 2013

Guía básica sobre pañales de tela



Una pequeña recopilación de datos para aquellas mamás que estais interesadas en el tema. Todos los comentarios que podais y queráis hacer, como siempre, serán bienvenidos!

1.     DATOS BÁSICOS:

Los pañales de tela actuales suelen tener un sistema de corchetes o velcros que consiguen adaptar el pañal al tamaño del bebé, son impermeables por fuera y de tejidos naturales por dentro (cáñamo, bambú, algodón orgánico). Tienen divertidos estampados (aunque existen diferentes tipos de pañales de tela), pueden reutilizarse para varios bebés (suponen un desembolso inicial mayor, pero se amortizan durante la 'vida de pañal' de un solo hijo, por lo que si se reutilizan para hermanos venideros, el ahorro es muy, muy significativo con respecto a los desechables), y aguantan entre cambios casi tanto como los desechables, pero sin productos químicos que puedan causar alergias, dermatitis o irritaciones. Consulta este post sobre los tipos de pañales de tela.
Idealmente, se ponen dos lavadoras semanales de pañales y se dejan secar al aire libre. Entre lavadora y lavadora, se dejan en remojo (puede utilizarse sal quitamanchas "fleckensalz", totalmente ecológico). Para evitar las manchas de caquitas y su fácil desecho, se pueden utilizar forros desechables tipo 'Popli' o 'Toddler'.

El uso de pañales convencionales plantea tres problemas: los residuos, el desgaste de recursos y su coste económico. Por cada niño que usa pañales desechables se precisan alrededor de 5 árboles y unas 10 veces más agua que si utilizara pañales de tela, además de producir 1000 Kgs de residuos (tardan entre 200 y 500 años en degradarse) y suponer un gasto aproximado de entre 1000 y 1500€.

Aquí más información y datos interesantes:
http://www.crianzanatural.com/art/ixg9.html
http://www.naturabebes.com/content/40-panales-de-tela
http://wn.com/panales_de_tela


2.     NOTICIAS QUE HABLAN DE ELLOS:
"La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha estimado en un reciente estudio que las familias gastan 1.071 euros en pañales desechables por cada hijo, mientras que el gasto de los que compran pañales de tela está en torno a los 480 euros por 20 pañales de tela que durarán todo el tiempo en que los necesite el bebé."


http://www.abc.es/20120824/sociedad/abci-panales-tela-dodotis-201208241116.html  
http://www.lavanguardia.com/salud/20120824/54341036045/panal-tela-permite-ahorro-600-euros-hijo.html


3.     NUECES DE LAVADO:
No contienen productos químicos, son reutilizables y salen más económicas que el detergente. (Dos lavadoras por semana, 15€ aprox./año)

http://www.nueces-de-lavado.es/
http://www.kanguret.com/kanguret/185248/nueces-de-lavado-1-kg.html
http://www.crianzanatural.com/prod/prod401.html
http://www.distribuidoravaisnhavi.com/nueces.htm  


4.      DIRECTORIO (¿Otras marcas? ¿Otras webs? ¡Ayúdanos a completarlo!)
http://www.culitosdetela.com/
http://bbnatura.com/directorio/
http://www.mowgli.es/panales-lavables.html
http://www.naturabebes.com/12-panales-de-tela
http://www.canguritos.com/15-panales-de-tela
http://bebeagogo.com/5-panales-de-tela
http://www.crianzanatural.com/fam/fam2.html
http://bebesnaturales.com/tiendaos/index.php?cPath=21
http://www.esenciamaterna.com/36-panales-de-tela
http://www.instintomaternal.com/es/c/?idsec=196


5.      SEGUNDA MANO
http://www.bebekoala.com/p/segunda-mano.html
http://www.crianzanatural.com/mercadillo/viewlist.asp?cid=10017&sid=50266... 


  • Y si os decidís por los pañales desechables, esta comparativa os puede ser útil!
http://www.bebesymas.com/compras-para-bebes-y-ninos/la-ocu-analiza-los-panales-de-bebe-y-el-resultado-es-sorprendente


 
Nota: Éste es un blog informativo, no un blog médico, por lo que las respuestas recibidas han de ser consideradas opiniones.

jueves, 21 de febrero de 2013

Productos cosméticos tóxicos: ¡Cuidado!


Imagen: www.bebes.net

Tal y como os comentaba en el artículo COLONIAS DE BEBÉ, ¡PRECAUCIÓN!, este asunto de los ingredientes cosméticos, ya no sólo alérgenos, sino tóxicos, se extiende también a la mayoría de productos de higiene diarios (lociones, cremas, espumas, geles, champús...), tanto en nuestra higiene como en la de nuestros hijos.

Percibimos nuestra piel como la barrera que nos protege del exterior, pero no somos conscientes de que también absorbe gran parte de lo que entra en contacto con ella. Si lo miramos de ese modo, no deberíamos ponernos en la piel ningún producto que no podamos comernos, puesto que los productos tóxicos traspasan la piel y se depositan para siempre en órganos y tejidos, provocan alergias, irritaciones, dermatitis o incluso cáncer. Y es que, aunque las dosis contenidas de este tipo de sustancias y a las que nos exponemos son bajas y pueden estar autorizadas, son también habituales y contínuas y no por estar autorizadas son inocuas. Por ejemplo, la UE tuvo que prohibir varias de ellas después de llevar tiempo utilizandose, al descubrir que eran potencialmente tóxicas y cancerígenas. (Ver enlaces al final)

Según un reciente informe encargado por la OMS, tan solo una pequeña fracción de estos componentes han sido investigados, y los científicos vinculan directamente estas substancias con problemas reproductivos, sobre la tiroides, el funcionamiento cerebral, la obesidad y el metabolismo.

Las siguientes sustancias, consideradas por este informe 'amenazas globales' de salud, pasan fácilmente de la piel al interior del organismo, por lo que es recomendable evitar principalmente los cosméticos que contengan en su composición:
  • Parabenos o 'parabens',  son un grupo de productos químicos utilizados como conservantes en la industria cosmética y farmacéutica, y en la preservación de alimentos (conservas, productos precocinados, bollería, salsas, refrescos...). Se usan por sus propiedades bactericidas y fungicidas y se cree (por un estudio realizado en 2004 en la University of Reading, Edinburgo) que los parabenos afectan al sistema endocrino y pueden aumentar el riesgo de contraer algunos tipos de cáncer. Aunque posteriormente otros expertos hayan indicado que no es cierto, numerosas entidades y organismos están detrás suyo y de lo que no cabe duda, es de que si los evitamos, mejor. Existen parabenos naturales (por ejemplo, los arándanos contienen metilparabeno), pero al ser de origen natural, se metabolizará bien y no actuará como xenoestrógeno. La mayor parte de los parabenos utilizados son artificiales, y derivan del petróleo. En la UE (Unión Europea), se les han asignado los siguientes códigos: E214, E215, E216, E217, E218 y E219. En cosméticos se suelen identificar también con estos nombres: Benzoato de sodio, el Sodium (y Ammonium) Laureate Sulphate, butylparaben, methylparaben y propylparaben, isopropyl e isobutyl, por ejemplo. (Ver también enlace 8 y 9 al final)

  • Ftalatos, son productos químicos industriales utilizados como disolventes y para la fabricación de plásticos más flexibles o resistentes, como el policloruro de vinilo (PVC). Su utilización se ha generalizado, de manera que se pueden hallar en juguetes, envases de alimentos, mangueras, impermeables, cortinas de baño, suelos de vinilo, cubiertas de pared, lubricantes, adhesivos, detergentes, esmalte de uñas, lacas para el pelo y champú, cosméticos, etc.  Son especialmente contraindicados en pieles con algún tipo de dermatitis y no dejan respirar bien la piel. Algunos han sido prohibidos en Europa, porque estudios en humanos sugieren que están relacionados con problemas como descalcificación osea, asma, problemas de fertilidad e incluso cáncer de mama. Se puede encontrar como Dietil Ftalato (DEP). El Parlamento Europeo aprobó en 2005 la eliminación definitiva de seis tipos de ftalatos detectados en juguetes y artículos de puericultura que se vendían en la Unión Europea. La lista incluía tres ftalatos dañinos para la fertilidad (DEHP, DBP y BBP) y otros tres perjudiciales para el hígado (DINP, DIDP y DNOP).  Más info. (Ver también enlaces 4, 5, 6, 7 al final)

  • Fenoxietanoles, son conservantes que se emplean como [malos] sustitutos de los parabenos, para prevenir los microorganismos y también como fijadores, para alargar la vida de un cosmético. Está clasificado por EWG con un 4 y prácticamente presente en todas las toallitas (y muchos productos higiénicos infantiles como geles/champús), está prohibido por Eco-Cert, (organismo de certificación para el desarrollo sostenible y referencia en certificación ecológica a nivel mundial). El phenoxyethanol es irritante de piel, ojos y pulmones y tiene una moderada toxicidad acumulativa en órganos. Existe un bajo riesgo de producir alergias y de resultar tóxico para el sistema inmunológico. No se le atribuye riesgo cancerígeno ni ambiental.
    Se les acusa de causar vómitos, diarrea, alergias y deprimir el sistema nervioso central. Se cree que los éteres de glicoles (un compuesto de la misma familia), puede tener efectos nocibos sobre el desarrollo fetal. 
  • Benzofenonas, es una cetona aromática, un compuesto importante en fotoquímica orgánica, perfumería y como reactivo en síntesis orgánicas. Actúa como filtro de las radiaciones UV en las cremas solares, aunque también se utiliza en perfumes y jabones para evitar que la luz ultravioleta degrade el olor y el color de estos productos. Interfieren en la regulación hormonal, imitan al estrógeno en nuestro organismo, y se consideran discruptores endocrinos, además de estar relacionadas con la endometriosis. (Ver abajo enlaces 11, 12 y 13)
  •  Los colorantes y los tintes también aumentan la incidencia de alergias, además de ser muy perjudiciales para el medio ambiente. Se identifican fácilmente en el etiquetado: llevan un código de dos letras seguido de varias cifras, como por ejemplo CI45430.
  • EDTA: Otros ingredientes a evitar, por su toxicidad para el medio acuático, son los EDTA (disodium EDTA, tetrasodium EDTA).
→ Además y específicamente, si estás embarazada, te puedes encontrar con desodorantes y pediculicidas contraindicados expresamente (y de forma poco visible) durante la gestación, entre otras muchas cosas como determinados aceites esenciales, por ejemplo.
El caso de los pediculicidas (tratamientos anti piojos) me lo encontré yo misma estando embarazada de mi pequeño, al hacerle el tratamiento a mi hija. Puedes leer la info aquí
El caso del desodorante me dejó alucinada, porque es de la marca 'Les Cosmetiques" de Carrefour y tiene una advertencia... ¡¡¡si despegas la etiqueta trasera de los ingredientes!!!: "NO UTILIZAR REGULARMENTE EN MUJERES EMBARAZADAS". Me parece vergonzoso, horrible, no poner una advertencia así en lugar visible... o mejor aun: ¿Cómo demonios está ese producto a la venta?
Buscando los ingredientes en la base de datos de EWG no ví nada que se saliera de madre (pocos ingredientes y con numeraciones 0-3) excepto... El TRICLOSAN (7) y el farnesol (4). La madre del cordero viene con el triclosán, que es bioacumulativo como principal peligro y además puede alterar el sistema endocrino y es tóxico para el sistema orgánico. Osea... es un tóxico que se acumula en nuestro cuerpo, nuestros órganos, los de nuestro bebé y además afecta al sistema hormonal. Ahí es 'ná'. Y nos 'avisan' no ya en la etiqueta trasera de los ingredientes (que casi nadie se mira), no... sino que aun hacen el más difícil todavía y pretenden que despegues esa etiqueta para leer la advertencia. Ufff!!!



Desde Cosmética natural, os traigo estos otros ingredientes a evitar:
  • Derivados del petróleo (parafinas y siliconas): Son derivados del petróleo y del silicio respectivamente. Cubren la piel con una película plástica que tapona los poros evitando su respiración y la eliminación de toxinas ,extrayendo la humedad natural de la piel. provocan acné y reacciones alérgicas. Algunas parafinas se acumulan en hígado, riñones y ganglios linfáticos. Se pueden encontrar en las etiquetas como Mineral oil ,Petrolatum, Dimethicone, Cera microcristalina...
  • ALUMINIUM CHLOROHYDRATE, SULFATE y OTRAS SALES DE ALUMINIO. Muy usados en desodorantes, taponan las glándulas sudoríparas evitando la eliminación de toxinas. Favorecen enfermedades degenerativas (ej. Alzheimer).
  • PEG´S. Se utilizan como emulgentes para mezclar ingredientes oleosos con acuosos o como tensioactivos (detergentes) para productos de higiene. Hacen la epidermis más permeable, eliminan su función de barrera ,dejándola expuesta a infecciones, alergias y sustancias perjudiciales presentes en el propio cosmético. Pueden contener residuos de sustancias tóxicas como el 1-4 dioxane, probable causante de cáncer o defectos congénitos. Se les conoce por los prefijos PEG y sufijos ETH (ej.Ceteareth) y OXYNOL. Pueden aparecer en las etiquetas como Polyglykol, Polyethylene , Polysorbate o Copolyol . 
  • DERIVADOS DEL FORMALDEHÍDO. Se usa como conservante. En 2004 la OMS la incluyó en la lista de sustancias cancerígenas por incrementar el riesgo de cáncer de nasofaringe y de leucemia. Actualmente no se incluye el formaldehído en la formulación de productos de cosmética e higiene personal, pero sí sus derivados. Se pueden encontrar con los siguientes nombres: Tosilamide-Formaldehyderesin, Benzylhemiformal, 2-Bromo-2-nitropropane-1,3 diol (Conocido como bronopol), 5-Bromo-5-nitro-1,3-dioxane, Methenamine, Quaternium-15, Diazolidinyl urea, Imidazolidinyl urea, DMDM Hydantoin, Sodium-Hydroxymethylglycinate.
  • COMPUESTOS POLICÍCLICOS. Se usan para aportar olor a los productos. Se acumulan en el tejido adiposo o en la leche materna. Tienen efecto sobre las hormonas y pueden dañar el hígado. Son la causa más frecuente de reacción alérgica a los cosméticos. Algunos de ellos son el Tonalide (AHTN) y Galaxolide (HHCD).
  • NITROALMIZCLES. Se utilizan principalmente en los perfumes. Sustituyen a los almizcles ya que éstos son más caros. Se acumulan en el cuerpo y llegan a la leche materna. Entre ellos, hay que evitar de manera especial el Xylol y Ketona son potentes alérgenos, cancerígenos y disruptores endocrinos (interfieren con el sistema endocrino).
¡Menuda lista!, ¿verdad?. Vamos a ponerlo un poco más fácil... una pequeña tabla imprimible para meterla en la cartera cuando vayamos a hacer la compra con todos estos nombres raros, ¿os parece?

(Click sobre la imagen para ampliar y guardar)

Acordaos siempre de mirar en qué posición está cada substancia en la lista de ingredientes. Al principio, las de mayor concentración, al final, las que se encuentran en menor proporción. Y tened presente esta recomendación también en el maquillaje (en este blog, su autora, abogada, suele analizar los productos que se compra). Por ejemplo, si os 'anuncian' una crema "CON ALOE VERA" y cuando mirais la lista de ingredientes, figura 'aloe vera' entre los primeros ingredientes, significa que la concentración de aloe que tiene esa crema es alta, osea, que no os están engañando. Si al mirar la lista teneis el aloe el último, esa crema, en cuanto a la cantidad de aloe se refiere, es más bien un timo.

Otro caso que no se suele tener en cuenta es el de las toallitas para limpiarles el culete (y en realidad todo, anda que no van bien cuando se vomitan encima o se ponen perdidos 'de otras cosas' y estamos fuera de casa, ¿verdad?) ¿Pero os habeis leído la lista de ingredientes que hay detrás del dobladillo? Yo he tirado estos días un montón de muestras de cuando mi hija era bebé (ahora ya tiene seis años) y casi me muero de lo que le ponía, productos de bebé, de farmacia, ¡y eran basura pura!!! :(

  • Aquí y aquí podeis leer más, y en esta página (EWG),  con una increíble base de datos, podeis comprobar la substancia que deseeis,  introduciéndola en la barra central y os devolverá diferente información: Por un lado, os da una PUNTUACIÓN DE RIESGO de 0 a 10 (siendo 0 la mejor puntuación y 10 la peor) reforzada por tres categorías: verde, naranja y roja en función del riesgo existente. Por otro lado, si hacéis clic sobre el nombre que os da el resultado, podéis además consultar varios aspectos como riesgo cancerígeno, riesgo endocrino, toxicidad ecológica, tipo de producto y funciones, sinónimos...  (Recordad que con el traductor de google podéis traducir la página si copiáis en el traductor la dirección que os ha devuelto vuestra búsqueda, seleccionáis idioma y pulsáis 'traducir'). La página de EWG os ofrece muchas más posibilidades e información, os animo a descubrirla.
(CLICK sobre la imagen para ampliar)

Los productos ecológicos no contienen (o no deberían contener) sustancias químicas sintéticas. Por ello, mi particular recomendación para toda la familia, pero sobre todo para los pequeños de la casaque se están desarrollando y su sistema es aun inmaduro, es utilizar este tipo de productos en su higiene, que suelen contener aceites esenciales puros que aportan excelentes beneficios (aunque en ocasiones también puedan producir reacciones y alergias, cuidado) pero siempre sin los riesgos de la exposición a sustancias químicas que puedan ser tóxicas. En estos productos, normalmente el único agente conservador que hay es la vitamina E.

Cuidado con algunas marcas que se proclaman 'verdes' o 'naturales', porque hay mucho timo suelto por ahí. Mirad siempre la composición del producto y comprobad la etiqueta certificada 'eco'/'bio'.


Por tanto, como alternativa a los geles/champús convencionales, recomiendo geles sin jabón (que reseca la piel y no es necesario cuando hablamos de la 'suciedad' o sudor de niños) y con ingredientes 100% naturales, que siempre serán menos perjudiciales. Personalmente, utilizo las líneas de higiene para bebés Weleda o Cattier, ambas en su versión champú y gel -todo en uno-, aunque existe un amplio catálogo de posibilidades. Estos productos tienen un precio similar a los farmacéuticos (cabe mencionar que Mustela ha suprimido parabens, ftalatos y fenoxietanoles en su línea de higiene para bebés), pero en mi opinión son mejores y realmente vale la pena gastarse el dinero. La piel atópica de mi hija desaparece con el gel/champú de Weleda!!! (Y ya que estoy, os confieso que yo compro packs que me salen muchísimo más baratos -casi a mitad de precio-, en esta web: comprando 10 Uds. de gel/champú Weleda, me ahorro unos 40€, IVA y envío incluído). En España, el lugar más barato que he encontrado es Ecco-verde y después Bebitus, que se puede conseguir el tubo de gel-champú por 7.95€ (frente a los 9-12€ que cuestan en tiendas)



Y para el resto de la familia, si el presupuesto no llega para tanto, os dejo también una propuesta decente (que no ideal), pero asequible: La gama Sanex ZERO y Timotei Cero. (Gel de ducha, desodorante, champú).

Ver NOTA sobre desodorante Sanex.

NOTA:
Tras encontrarme con la sorpresa del desodorante 'no apto para embarazadas' que os he comentado, me puse a mirar aun mejor los desodorantes... y el 'Byly' de toda la vida (versión roll-on, bote blanco y tapón rojo), tiene una lista de ingredientes mucho mejor que el Sanex 0% 'natur protect'.
Os recomiendo DESCARGAR LA APP que tienen en EWG (se llama SKIN DEEP) para poder mirar las cosas en el mismo súper, si no os decantáis por la cosmética eco. Y para facilitar las cosas, voy dejando a continuación un listado de marcas interesantes que me van llegando, además de las mencionadas arriba:

HIGIENE y COSMÉTICA GENERAL:
MAQUILLAJE:

Quizá también te interese leer:
  1. Toallitas y pañales 'eco'.
  2. BEBÉS Y QUÍMICA, ¡CUIDADO CON LOS PELIGROS!
  3. LA OMS ALERTA DEL PELIGRO DE COMPUESTOS DE USO DIARIO  
  4. LA CONTAMINACIÓN ENGORDA (se vinculan compuestos químicos presentes en cremas y plásticos, con la predisposición a la obesidad)
  5. La UE retira del mercado seis sustancias por sus efectos cancerígenos o tóxicos 
  6. PRODUCTOS QUÍMICOS EN JUGUETES
  7. TÓXICOS EN JUGUETES
  8. CONTAMINACIÓN POR FTALATOS 
  9. DINAMARCA PROTEGE A SUS NIÑOS FRENTE A LOS PARABENOS (2011) 
  10. Activistas de salud advierten sobre champú J&J para bebés 
  11. El mundo Salud: LOS PELIGROS DE UN MUNDO QUÍMICO
  12. DISCRUPTORES ENDOCRINOS, un nuevo riesgo tóxico
  13. Disrupción endocrina: perspectivas ambientales y salud pública
  14. Los Disruptores Endocrinos Tienen Efectos Variables en la Gesteroidogénesis Suprarrenal de Esteroides
  15. DISRUPTORES ENDOCRINOS Y EL SISTEMA REPRODUCTIVO
  16. Mamá, ¡el jabón pica! 
  17. Niños sin parabenes 
  18. Los niños y el sol 
  19. Conservantes, tipos y sistemas de conservación
  20. Sustancias tóxicas y registro de enfermedades
  21. La OCU detecta productos químicos que provocan alergias e irritaciones en pijamas infantiles 
  22. Disruptores endocrinos: preguntas y respuestas
  23. Parabenos en cosméticos: ¿son malos?
  24. OCU: Piel de bebé, productos a evitar 
  25. Ingredientes tóxicos en cosméticos 
  26. PETICIÓN CHANGE.ORG PARA QUE LAS PRINCIPALES MARCAS DEJEN DE USAR PHENOXYETHANOL 
  27. Los 12 químicos más peligrosos en los cosméticos 
  28. Ingredientes peligrosos en cosmética. Aprende a leer las etiquetas 


     
    Nota: Éste no es un blog médico, sino informativo. Contrasta siempre toda la información y consulta a varios especialistas. Puedes desactivar el sonido del blog al final de la columna derecha.

    Licencia de Creative Commons
    "Por Un Parto Respetado" de Mireia está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

    viernes, 15 de febrero de 2013

    Colonias de bebé, ¡precaución!


    Desde el año 2005, una directiva europea obliga a los fabricantes a poner en las etiquetas las sustancias potencialmente alérgicas que antes se englobaban bajo el nombre de “perfume”. Las reacciones alérgicas a los perfumes afectan al 15% de usuarios adultos.
    • La piel es el órgano más extenso que tenemos. En el caso de los bebés, sabemos que la tienen especialmente delicada, pero algunos ingredientes conservadores o fragancias que incluyen estos productos cosméticos pueden producir reacciones alérgicas o dermatitis, alterar el sistema endocrino o, como el alcohol, resecar e irritar la piel. Por ello nos pueden ser útiles estos consejos a la hora de escoger los productos que utilizamos para su aseo diario.
    • Debemos conocer que el olfato juega un papel crucial para que nuestro bebé pueda reconocernos, y que, de hecho, lo ideal sería no utilizar productos perfumados al menos durante las primeras semanas de vida (ni en ellos, ni en nosotras). Aquí tenéis dos artículos muy interesantes al respecto:
      1. http://www.bebesymas.com/desarrollo/el-olfato-del-bebe-y-el-olor-de-una-madre
      2. http://www.elpartoesnuestro.es/blog/2011/01/17/la-adulteracion-de-nuestros-sentidos-desde-el-mismo-nacimiento/
    • Es importante saber que la colonia NO debe ponerse directamente sobre la piel del bebé, sino perfumar la ropa. Debemos escoger colonias que tengan una lista de ingredientes corta (el primer ingrediente de la lista es el que tiene mayor presencia) y estén libres de alcohol y alérgenos. Y como norma general, cuantos menos productos utilicemos sobre su piel, mejor: Jabón suave, crema para la zona del pañal SOLO si aparece irritación (sino acostumbramos a la piel a la crema y la hacemos aun más vulnerable), protector solar a partir de los seis meses (antes no deben tomar el sol), pasta de dientes a partir de los 2 años y toallitas húmedas sólo cuando salimos de casa, en casa mejor agua y jabón.
    • La OCU ha publicado recientemente un estudio en el que han analizado la composición de varias marcas de colonia para bebés, y sólo 3 de 11 han superado la prueba por estar libres de alcohol o alérgenos.La lista de alérgenos de la UE incluye 26 fragancias, y entre las más utilizadas podemos encontrar citral, limonene, linalool, geraniol o conservantes como  parabens, phthalates, phenosyethanol o alcohol denat.
    • El principal ingrediente en una colonia de bebé (osea, el primero de su lista de ingredientes), debería ser el agua (water/aqua), seguida de distintos aceites que sirven para disolver las fragancias. El alcohol y los ingredientes alérgenos no deberían estar incuídos.
    • De las once marcas de colonias analizadas, únicamente Mustela, Klorane y Babe han resultado libres de alérgenos y alcohol. Marcas tan conocidas como Johnson´s, Nenuco, Denenes, Sebamed, Suavinex, Farma Dorsch o Sanex incumplen alguno de los dos criterios para que resulten seguras para el cuidado de los bebés.

    LISTADO DE FRAGANCIAS ALÉRGENAS de la UE:
    • Amyl cinnamal.
    • Benzyl alcohol.
    • Cinnamyl alcohol.
    • Citral.
    • Eugenol.
    • Hydroxy-citronellal.
    • Isoeugenol.
    • Amylcin-namyl alcohol.
    • Benzyl salicylate.
    • Cinnamal.
    • Coumarin.
    • Geraniol.
    • Hydroxy-methylpentylcyclohexenecarboxaldehyd.
    • Anisyl alcohol.
    • Benzyl cinnamate.
    • Farnesol.
    • 2-(4-tert-Butylbenzyl) propionald-hyd o lilial o butyl phenyl methylpropional.
    • Linalool.
    • Benzyl benzoate.
    • Citronellol.
    • Hexyl cinnam-aldehyd.
    • d-Limonene.
    • Methyl heptin carbonate.
    • 3-Methyl-4-(2,6,6-tri-methyl-2-cyclohexen-1-yl)-3-buten-2-one.
    • Oak moss and treemoss extract.
    • Treemoss extract. 

    NO DEJES DE LEER:
    PRODUCTOS COSMÉTICOS TÓXICOS, sus componentes y los peligros que entrañan.
    TOALLITAS Y PAÑALES 'ECO'
    LA DELICADA PIEL DEL BEBÉ


     
    Nota: Éste no es un blog médico, sino informativo. Contrasta siempre toda la información y consulta a varios especialistas. Puedes desactivar el sonido del blog al final de la columna derecha.

    Licencia de Creative Commons
    "Por Un Parto Respetado" de Mireia está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

    viernes, 8 de febrero de 2013

    MMC (Método Madre Canguro)

    Está demostrado que el método canguro es muy beneficioso para los bebés. Les ayuda a regular su temperatura, respiración y ritmo cardíaco. Los bebes prematuros o de bajo peso al nacer se recuperan antes si se les ha practicado el MMC.

    Se llama método canguro a la práctica de sostener al bebé en pañales sobre el pecho desnudo del padre o entre los pechos de la madre, colocando una manta sobre la espalda del bebé o un porta bebé especialmente diseñado para ello. Este contacto piel a piel beneficia tanto a usted como a su bebé.

    El método canguro puede ayudar a su bebé a:
    -Mantener el cuerpo caliente
    -Regular su ritmo cardíaco y respiratorio
    -Aumentar de peso
    -Dormir profundamente durante más tiempo
    -Estar más tiempo tranquilo y alerta y menos tiempo llorando
    -Tener más probabilidades de amamantarse con éxito (el método canguro puede mejorar la producción de leche materna)

    El método canguro tiene beneficios emocionales para usted también. Le ayuda a aumentar su seguridad al brindarle al bebé una intimidad que puede mejorar la salud y el bienestar del niño. Además, le está ofreciendo algo especial a su bebé que sólo usted puede darle. Al sostener a su bebé piel contra piel, sentirá la experiencia de ser madre o padre por primera vez y la conexión con su bebé.
    El método canguro tiene un efecto sanador en diferentes aspectos, tanto para usted como para su bebé. El método canguro es seguro y beneficioso, incluso si su bebé está conectado a una máquina. Sea cual fuere su situación, el método canguro es una excelente manera de estar cerca de su bebé.

    Más info:
    http://porunpartorespetado.espacioblog.com/post/2008/02/15/aque-es-metodo-canguro-
    http://www.quenoosseparen.info





    Nota: Éste es un blog informativo, no un blog médico, por lo que las respuestas recibidas han de ser consideradas opiniones.

    viernes, 1 de febrero de 2013

    Redes de apoyo entre mujeres (Laura Gutman)


    No me cabe ninguna duda que los seres humanos estamos diseñados para vivir en comunidad. En cambio la modalidad que impera en las grandes ciudades modernas, da prioridad a las familias nucleares, prefiriendo aún más a las familias constituidas por una sola persona. Este sistema suele generar buenos frutos económicos, al menos para unos pocos.
    Por otra parte, la mayoría de las mujeres modernas hemos elegido terminar una carrera universitaria o lograr un buen puesto de trabajo, en lugar de tener una vida semejante a la de nuestras madres y abuelas.
     Pero cuando –casualmente y contra todos los pronósticos- nace un niño, la soledad y el desconcierto para las madres es moneda corriente. Porque no hay comunidad que nos avale, nos sostenga, nos ampare, nos transmita sabiduría interior, o satisfaga cualquier necesidad, física o emocional.
    Muchas de nosotras pretendemos atravesar la maternidad utilizando los mismos parámetros con los que estudiamos, trabajamos, tomamos decisiones, luchamos, nos hacemos valer, generamos dinero, elaboramos pensamientos o practicamos deportes. Confiamos en que la maternidad no podría ser más compleja que lidiar con cincuenta empleados a cargo todos los días. Sin embargo...solemos comprobar que se trata de otro nivel de complejidad. La mayor dificultad consiste en “dejar el mundo real” para “ingresar en el mundo onírico” de la fusión mamá-bebé, y aunque cada una de nosotras reacciona en forma diferente durante el puerperio, sólo en la medida en que estemos bien sostenidas, estaremos en condiciones de sostener al bebé.
    Hoy no tenemos aldea, ni comunidad ni tribu ni vecindad en muchos casos. A veces tampoco familia extendida. Pues bien, necesitamos crear apoyos modernos y solidarios. De lo contrario no es posible entrar en fusión con el bebé. No es posible amamantarlo, ni fundirse en sus necesidades permanentes.
    Las mujeres tenemos que organizarnos. Una posibilidad es crear grupos de apoyo, o de encuentro, o grupos de crianza abiertos para que las madres encontremos compañía con nuestros hijos en brazos, comprensión de nuestros estados emocionales y aceptación de nuestras ambivalencias.
    Otra figura que en la actualidad me parece fundamental es la “doula”. Hay “doulas” preparadas para acompañar a las parturientas y otras especialmente entrenadas para seguir el proceso puerperal. La “doula” interpreta la “experiencia interior” de cada madre, avalando todos los cambios invisibles, y traduciendo al lenguaje corriente la realidad del puerperio. No se trata de ayudar con el bebé, ni de ofrecer buenos consejos, sino de acompañar la zambullida al universo sutil e invisible del recién nacido. Su principal función es la de maternar a la madre para que entonces pueda maternar a su hijo.
    Las “doulas” tienen una función para ejercer, nombrando cada sentimiento “absurdo”, desproporcionado o incomprensible de la madre reciente. Personalmente, espero que el oficio de “doula” ingrese en el inconsciente colectivo femenino. Que las mujeres “sepamos” durante y después de parir que merecemos naturalmente llamar y solicitar una “doula” a domicilio, para que nos abra las puertas a los Misterios de la Maternidad. Porque a partir de cada madre puérpera que se encuentra a sí misma, el mundo entero se encuentra. Cada “doula” que asiste a una puérpera, se sana a sí misma y sana a todas las mujeres. Cada palabra de apoyo, es una palabra de paz y de bienvenida al niño. Las “doulas” nos incitan a que confiemos en nuestras elecciones, decidiendo según nuestras más íntimas creencias. Ellas nos recuerdan que somos merecedoras de todos los cuidados, porque de ello depende el futuro.

    Laura Gutman


     
    Nota: Éste es un blog informativo, no un blog médico, por lo que las respuestas recibidas han de ser consideradas opiniones.

    La historia de Erika

    El siguiente relato y sus fotografías pertenece en exclusiva a su autora y ha sido cedido voluntariamente para ser publicado en este blog (reproducción literal del texto original). 
    Por favor, deja un comentario a Erika en agradecimiento por haber compartido su historia con nosotras. 
    Queda prohibida toda copia y reproducción.

    Estos días que pasaron fueron muy importantes para mí... difundir lo que me pasó forma parte de sanar la herida emocional de la cesárea.

    Participé del Corto realizado por Las Casildas sobre Violencia Obstétrica y saber que mi relato, junto con el de otras madres recorre el mundo, es una medicina para el alma. Les envío mi relato completo... Mi primer experiencia estuvo plasmada de malos tratos... hoy estoy en camino a un PVDC respetado, en domicilio. En unos meses me encantaría escribirles la segunda parte...

    Erika


    “Maternidad Santa Rosa, me robaron mi parto, casi me roban a mi hija.”

    Siendo madre soltera, me quedé sin Obra social a mitad de mi embarazo y comencé a atenderme en la Maternidad Pública Santa Rosa, ubicada en Vicente López. Me la habían más que recomendado, fui sumamente confiada.
    Ya en las primeras consultas el trato era bastante seco, las obstetras ni me miraban a los ojos, ni me preguntaban cómo me sentía a pesar de que yo comentaba mi situación sentimental, sólo completaban datos en sus planillas. Me hacían mediciones donde me clavaban los dedos en la panza pero no tomaban en cuenta mis caras de dolor. Aclaré que yo era RH -, que el progenitor de mi hija era RH+ (incompatibilidad sanguínea) llevé todos los estudios que ya me había hecho en el primer trimestre pero no les importó, repitieron los análisis  de manera innecesaria, con la frase “por más que nos digas quién es el padre, nosotras no tenemos porqué creerte” (¿me trataron de puta?) Me mandaron a hacer un pap y una colpo con el embarazo avanzado, estudio que por suerte, no realicé.
    En los meses siguientes, me atendieron por lo menos 5 obstetras diferentes, con lo que es imposible establecer un poco de confianza y fortalecer la relación médico-paciente. Jamás nadie me preguntó qué quería o necesitaba yo... simplemente eran órdenes.
    Entrando en el 7mo mes de embarazo, pasé una mañana entera esperando que me atendieran para un control, encerrada en un pasillo lleno de embarazadas, sin comer nada… al llegar a la medición de presión, marcó un 14-9 y sólo con eso, me dejaron internada con un suero. A las horas de internarme mi presión estaba bien, pero no me dieron el alta, estuve en la misma sala que otras 20 mujeres (sí, 1  sala, 20 mujeres) que estaban por parir, escuchando los gritos de contracciones y basureadas por parte de las enfermeras. Me dejaron ir al otro día con una estricta indicación de reposo y medicamentos, con la amenaza “si vos no te cuidás vas a matar a tu bebé”. A pesar de que yo hacía una vida super sana, asumí las culpas que me impusieron y acaté el reposo… no la medicación. Mi presión era normal, sólo había subido en la larga espera para la consulta.
    Ya sentando un precedente con esa internación por supuesta presión alta, no respetaron los tiempos de mi hija para darse vuelta y a las 35 semanas me programaron una cesárea para la semana 38. No hubo información de otras posibilidades. Acepté por miedo, porque no me sentía fuerte como para poder sobrellevar algún inconveniente sola.
    Me interné un Domingo por la tarde, con toda la felicidad del mundo porque al siguiente día tendría a mi hija en mis brazos. Estuve en la misma sala que la vez anterior, descansar fue imposible, las enfermeras que iban y venían protestando, las mujeres que solas se revolcaban en sus camas con contracciones hasta que se liberara alguna sala de parto… Tenía turno a las 8 de la mañana, estaba feliz porque mi hija a esa hora pateaba de lo lindo, entonces seguro saldría vivaz y la podría escuchar!
    Esa noche no dormí, a las 7 de la mañana una enfermera me trajo una capita de esas celestes, el gorrito y un jaboncito rojo. Me dijo “supongo que viniste rasurada no?” Le dije que nadie me había informado que tenía que hacerlo, con lo cual, luego de varias palabrotas de protesta, me pidió que me sacara todo, agarró la maquinita de afeitar y me rasuró, en seco. Luego me mandó a ducharme con el jaboncito rojo, ¡que ardió de lo lindo!
    Yo cantaba en la ducha… estaba fuera de todo lo que estaba pasando… ¡Por fin iba a ver a mi hija!
    Así vestida de quirófano, pasé casi tres horas. Mi mamá desde la sala de espera  me mandaba mensajes a mi celular porque no sabía qué estaba pasando… no la dejaban entrar ni siquiera a buscar mis cosas (mi celu, mi ropa). Yo trataba de mantener la calma y escribía para mi hija en un cuaderno, contándole toda la emoción que sentía en ese momento.
    Una enfermera que no había visto nunca se me acercó y me pidió mis datos, cuál era el nombre que le quería poner a mi bebé, anotó todo en una planilla y se llevó mi DN (Documento Nacional de Identidad).
    A las 11 de la mañana vino la enfermera que me había rasurado e intentó ponerme la intravenosa. Después de 5 intentos me dijo “nena, tenés piel de chancho! que lo haga el anestesista” y me dejó como un colador llena de pinchazos.
    A las 11 y algo me llevan a la sala de cirugía en una silla de ruedas (¿para qué? No estoy enferma!), llegué a ver un segundo a mi mamá super emocionada en un pasillo, le di mis cosas y me quedé con la libreta de Salud, donde tenían que anotar hora de nacimiento y marcar el piecito. No pude ni darme un abrazo con mi mamá, el que me llevaba en la silla dio la vuelta y pude escucharla decir: “nos vemos en un rato con Sofía”.
    Llegué a la sala de quirófano, me recibió el anestesista, que luego de 2 intentos de aplicarme la peridural y ante mi pregunta “¿qué pasa?” me contestó: “Y mamita, pasa que se complica porque estás gorda”. Vale aclarar que aumenté sólo 11 kg en el embarazo.
    Me acostaron, me ataron, me pusieron la intravenosa. Yo miraba para todos lados, nadie te explica qué te están haciendo.
    La libreta había quedado en una mesada…  entonces le digo a una enfermera: “¿podés darle la libreta a quien vaya a recibir a mi hija en Neo y devolverme mi DNI?” Se llevó la libreta, no sé quién era, tenía barbijo.
    La cirugía fue… como decirlo… me sentí en una morgue más que en una maternidad.
    Estuve sola, no dejaron que mi mamá  me acompañe (tampoco dejan a los padres). Jamás supe quién estaba abriéndome, hablaban de fútbol y se reían a carcajadas. Era como que yo no estaba allí. Yo escuchaba ese aparatito que chupa los líquidos y preguntaba “¿ya salió?, ¿ya salió?” Nadie me respondía.
    Mi angustia empezaba a crecer, creo que el cuerpo y el alma sienten cuando te abren… en un momento veo en una pantalla que mi presión estaba subiendo, mis pulsaciones también, y llamo al anestesista… el tipo me dice “Quedate tranqui mami, no te pongas nerviosa que te subís la presión” a lo cual le respondo que terminé en esa cesárea por la presión alta, que no son mis nervios. Peor aún fue cuando, al lado mío, el tipo grita “A ver si me traen la historia clínica de esta chica que dice que tiene hipertensión!!!” ¿No tenían mi historia clínica ahí????
    Los ruidos que se escuchan son horribles… más allá de que no se siente dolor físico, sentís que te abren, que te mueven las tripas… no es natural… duele en el alma.
    Sofía nació a las 12:19, me enteré porque el anestesista gritó su nombre y la hora para que las de Neo la anoten.
    Sólo la ví pasar, con sus ojos chinitos, recubierta de esa grasa blanca, era chiquita… No la acercaron, no la pude oler, no la pusieron en mi pecho… no le pude dar un beso.
    Entre la emoción y la tristeza, me largué a llorar mientras me cosían. Nadie me contuvo, nadie me habló, nadie me dijo si estaba bien... Ni siquiera me dijeron si estaba viva.
    Me pasaron a una camilla, y de repente todo se volvió silencioso, me dejaron en un pasillo y me dijeron “ahora te vienen a buscar”. Yo le dije “quiero ver a mi hija!!”, respuesta “tranqui mami, está todo bien, ahora te vienen a buscar y la ves”.
    Pasé casi una hora en un pasillo en esa camilla, anestesiada, muerta de frío, llorando desesperada con una angustia como nunca había sentido… una hora en las que nadie se acercó, donde no me podía mover, sólo veía el reloj colgado en la pared, los minutos que pasaban y yo no sabía nada de mi hija.
    No tengo idea qué le hicieron, sólo sé que Sofía tuvo una hernia umbilical debido al esfuerzo del primer llanto... prefiero ni pensar lo que le hicieron. Nadie me preguntó que quería para mi hija ni me la trajeron para darle el pecho.
    Esos momentos fueron las peores de mi vida y seguirán doliendo a pesar de que el encuentro con mi hija fue hermoso. Se prendió más que rápido al pecho y abrazada a mí durmió, mucho… horas… me imagino lo estresada que estaba! Las enfermeras me retaron, pero no me importó, eran los tiempos de mi hija, ella necesitaba dormir.
    En cuanto mi mamá pudo pasar a verme, entre tanta mezcla de felicidad y tristeza, yo contándole cómo había sido, me preguntó dónde estaba mi DNI… y recién ahí me di cuenta que no me lo habían devuelto así como tampoco la Libreta de Salud con los datos de mi hija. Indignada, mi mamá le pregunta a una enfermera, pero nadie sabía nada. Pregunto a las mamás de las camas de al lado (reitero, 1 sala 20 mamás y sus 20 bebés) y ellas me dicen que les pidieron los datos pero que no les sacaron el DNI. Empecé a asustarme…
    Mientras mi mamá reclamaba en la parte administrativa que NADIE me puede retener el DNI (¿lo sabían?) noté algo que me hizo saltar de la cama… Sofía tenía su pulserita… YO NO.
    Se me cruzaron mil cosas por la cabeza, trataba de recordar la carita de mi hija en ese segundo que la ví… sí, era ella… ¿qué estaba pasando? Puse a mi hija junto a mí en la cama y no la perdí de vista, aguantaba las ganas de ir al baño, pero a mi hija no la iba a dejar sola ni un segundo. Mi DNI y la libreta de Salud no aparecían, me pusieron una pulserita que escribieron enfrente mío y cambiaron la de Sofía.
    Al otro día, pasaron con un carrito como de helados con todas las vacunas a pinchar a los bebés… nadie te pregunta si querés hacerlo. Las curaciones me las hizo una HDP que me arrancó hasta la piel y sin avisar me apretó la herida para drenarla diciéndome "bancatela". Fue el dolor físico más intenso que sentí en mi vida!
    Me exigieron caminar el mismo día de la cirugía con la amenaza permanente "si no caminás con dolor y todo no te vas de acá".
    Aún sin noticias de mi DNI o de la Libreta, mi mamá tuvo que mover unos contactos en el Ministerio de Salud… y de repente, ¡aparecieron! La libreta de Salud… vacía… como si Sofía no hubiera nacido. No sólo apareció todo mágicamente, sino que me pasaron a un cuarto sólo para mí, como si fuera un instituto privado, las enfermeras y doctoras me visitaban con sus sonrisas falsas y hasta le regalaron un saquito a mi hija que al día de hoy guardo como “el saquito culposo”. ¡Cobardes, tremendas Hijas de Puta! … todas se asustaron… saben que hacen las cosas pésimo. Saben que le roban el momento más feliz de la vida a miles de madres y sus hijos!
    Pasé día y medio más allí… mimada por todas esas turras. Yo sólo me quería ir, me daban y me dan asco.
    Me fui el Jueves al medio día, por la puerta principal, con otras madres que salían al igual que yo, sin tener que demostrar que la beba que llevaba era mi hija, sin siquiera identificarme yo, dejándome serias dudas sobre el robo de bebés en esa institución.
    Hoy tres años y medio después, aún duele saber que por falta de información me robaron mi parto… y sé, en el fondo de mi corazón que me quisieron robar a mi hija.
    Conmigo no pudieron! Espero que con otras mamás tampoco… la información es crucial!
    EL PARTO RESPETADO ES NUESTRO DERECHO Y EL DE NUESTROS HIJ@S.

    Erika y Sofía



    Gracias, Erika, por ceder y compartir con nosotras algo tan tuyo. Un abrazo.

     
    Nota: Éste no es un blog médico, sino informativo. Contrasta siempre toda la información y consulta a varios especialistas. Si te llevas este artículo, por favor, enlázame.