viernes, 17 de julio de 2015

El uso del agua en el trabajo de parto

partos-en-el-agua

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en el informe del grupo técnico de trabajo sobre “los cuidados en el parto normal”, de 1999, avala y recomienda el uso del agua en el parto entre los diversos métodos no invasivos ni farmacológicos de alivio del dolor.

Experimentar un instinto
El parto en el agua no es un método. Para no equivocarse, mejor hablar del “agua en el parto”. El nacimiento es un proceso involuntario y no se puede ayudar a un acto involuntario, pero se puede interferir o favorecerlo.
El agua en el parto es un elemento sencillo y eficaz que favorece a la mujer para recuperar su instinto biológico y así permitir que su sistema neuro-hormonal favorezca el parto, con menos dolor, menos analgésicos y menos intervenciones médicas.
El agua caliente relaja los músculos, induce ondas alfa cerebrales, relajantes y disminuye la producción de adrenalina.

Muchas mujeres no son capaces de liberar sus instintos en el entorno tecnológico de las clínicas y hospitales, y el agua puede ayudarles a conseguirlo.
Se consigue intimidad con el aislamiento sensorial que produce el baño de agua caliente, estando a oscuras, en silencio, sin sentirse observada. En estas circunstancias el efecto puede ser espectacular en la primera hora. La mujer debe meterse en el agua con el parto ya mediado. Entonces el baño le hace experimentar una profunda regresión, aislándose del mundo, con movimientos desinhibidos y un cierto descontrol en la respiración. Son momentos en que los asistentes y acompañantes deben tratar de inmiscuirse lo menos posible para no interferir en el proceso. Los exámenes vaginales son innecesarios en esta fase. El apoyo emocional mejor hacerlo a través del contacto, evitando explicaciones, preguntas, palabras o miradas directas a los ojos.

De pronto, muchas mujeres se despiertan de ese sueño y quieren salir del agua. Sienten ganas de empujar, y al cambiar a un ambiente más frío, el expulsivo suele ser vigoroso y eficaz; más aún si las posturas para el mismo son verticales.
Y aunque el nacimiento en el agua no sea el objetivo que se persigue, a veces en el primer parto y con frecuencia en mujeres con partos anteriores, el nacimiento se produce con cierta rapidez en el agua. No hay problema. El recién nacido está adaptado a la inmersión y entra en un medio que le resulta familiar. Entonces la madre o el asistente, lo coge suavemente y en unos segundos, sin precipitarse, lo saca a la superficie y lo coloca sobre la madre. El cordón umbilical habitualmente sigue latiendo unos minutos, suministrándole oxigeno al bebé. Al encontrarse en un ambiente aéreo y más frío, el bebé comienza a respirar con suaves gemidos, y al colapsarse el cordón, grita e inicia la respiración rítmica.

Fisiología de la inmersión
Es difícil presentar una visión simplificada de las respuestas fisiológicas a la inmersión. Primero, hay diferencias entre la inmersión parcial (en una bañera doméstica) y la inmersión total hasta el cuello; pues el incremento del retorno venoso al tórax es inducido por un gradiente de presión, dependiendo de la profundidad del agua.
También hay diferencias según la temperatura del agua. Por ejemplo a 39 ºC el ritmo cardíaco y el gasto cardíaco se incrementan notablemente y aparece hipotensión e hipertermia. Algunas de todas estas respuestas son inmediatas y otras son más lentas.
En cualquier circunstancia, la respuesta común a la inmersión es una redistribución del volumen sanguíneo, especialmente una expansión del volumen sanguíneo intratorácico. Esto estimula la producción por células cardíacas especializadas, de “ Péptido Natri urético del Atrium” (ANP)
Parece que esta producción de ANP se produce a través de dos mecanismos, uno directo (estirando las paredes del atrium cardíaco) y otro mecanismo indirecto (liberando oxitocina)
La reducción posteriormente de la actividad de la hipófisis posterior, aparece como un efecto secundario.
Existe una relación compleja entre el sistema del ANP y la hipófisis posterior (productora de oxitocina y vasopresina)
El principal efecto del ANP es inhibir, directa e indirectamente, la liberación de vasopresina –hormona que retiene agua-. Por eso, después de un baño se produce un aumento de la excreción urinaria.
La vasopresina tiene varios efectos, uno de ellos es el efecto oxitócico. En mujeres no embarazadas, tiene la misma potencia que la oxitocina para estimular contracciones uterinas. Con el embarazo, la respuesta a la oxitocina se incrementa, no variando la de la vasopresina.
Con los datos conocidos, se llega a la conclusión de que la liberación de oxitocina disminuye a los 30 minutos de la inmersión, si la mujer no bebe; mientras que no disminuye la vasopresina en una hora, si la mujer bebe agua.
Si unimos estos datos fisiológicos con observaciones clínicas, podríamos resumir estas consideraciones prácticas:
Una respuesta a corto plazo. Al entrar la mujer de parto en la bañera, hay un inmediato alivio del dolor, probablemente asociado a un nivel reducido de catecolaminas y endorfinas. Esta modificación del balance hormonal facilita la liberación de oxitocina y la dilatación cervical.
Al mismo tiempo, la redistribución del volumen sanguíneo estimula la liberación de oxitócina, directamente en el eje hipotálamo-hipofisiario.
Pasado un tiempo se producen respuestas secundarias, cuando la hipófisis posterior se va inhibiendo por la liberación del ANP.
Esta fase se produce en 1-2 horas y es influenciada por el hecho de beber o no beber líquidos. Entonces, las contracciones se debilitan.

Recomendaciones
1. El uso de un baño de agua caliente no debe desestimarse como factor favorecedor del trabajo. Es también evidente su efecto inmediato de alivio del dolor
2. La temperatura del agua debe mantenerse a 37ºC o menos, pero sin tener sensación de frescor. Una temperatura más alta podría producir alteraciones fisiológicas.
No hay temor de que el agua más fría obligue al bebé a respirar bajo el agua.Tcharkowsky tiene amplia experiencia de partos en el Mar Negro a 20 º C o menos, sin problemas para los bebés. No obstante, la hipotermia podría ser una causa de distress fetal en el parto.
3. Es recomendable una bañera grande, que ofrezca comodidad; y profunda, para potenciar el efecto fisiológico.
4 El momento más favorable para iniciar el baño son los 5 cm de dilatación, al menos.
5. Es previsible una disminución de la eficacia en el trabajo de parto, cuando la
mujer permanece en el agua más de 2 horas.
6. Cuando las mujeres entran en el agua al principio del parto –3 cms-, consiguen 6-7 cms en 1-2 horas, salen del agua, pero finalmente pueden necesitar un gotero de oxitocina.
7. Es favorecedor beber líquidos mientras se está en la bañera para retrasar la disminución de la vasopresina y así favorecer la liberación de oxitócina.
8. El nacimiento en el agua no debe ser un objetivo intencionado. El lugar del nacimiento del bebé es instintivo y un poco casual. No obstante, suceden con cierta frecuencia, no siendo ningún problema. Se ha constatado la existencia del “reflejo de buceo” en el periodo neonatal.
9. En caso de nacer el bebé en el agua, es razonable cortar el cordón a los 4-5 minutos, porque el calor impide su colapso espontáneo y existe la posibilidad de que se produzca una policitemia en el bebé
10. Es recomendable efectuar la expulsión de la placenta fuera del agua para evitar la posibilidad, aunque teórica, de una embolia. Hasta el momento no se ha registrado ningún caso. En todo caso, si el alumbramiento se produce en el agua, salir de la misma poco después.
11. La temperatura de la habitación debe ser cálida para que no exista grandescontrastes de temperatura. Mantener al bebé en contacto con el agua caliente y secarlo tras salir de la misma
12. Las mujeres que usen el agua caliente durante el parto no deben tener problemas obstétricos conocidos o previsibles. El embarazo debe ser de al menos 37semanas.
13. Se puede usar un tamiz o colador para mantener limpia el agua, la cloración del agua es suficiente para evitar infecciones. No se han constatado infecciones de
ningún tipo en todas las experiencias conocidas.
14. No intentar prolongar la inmersión del bebé después del nacimiento, pues aunque el cordón umbilical tenga latido y el bebé no corra riesgo, el recién nacido necesita calor humano, los brazos de su madre y su conexión sensorial y emocional.|


BIBLIOGRAFÍA
Odent M. Génesis del hombre ecológico. Ed. Hacer. 1981
Odent M. Birth under water. Lancet. Dic. 1983
Odent M. Use of water during labour. Midwifery Digest. Marzo 1998
Otros libros del Dr. Odent complementan y amplían la visión del tema, como son:
El bebé es un mamífero. Edit. Mandala 1990
El agua, la vida y la sexualidad. Edit. Urano 1991
www.acuario.org


 
Nota: Éste no es un blog médico, sino informativo. Contrasta siempre toda la información y consulta a varios especialistas. Puedes desactivar el sonido del blog al final de la columna derecha.

Licencia de Creative Commons
"Por Un Parto Respetado" de Mireia está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

3 comentarios:

Sonia Perez dijo...

Hola, Muchas gracias x tu blog y Enhorabuena por tu tercer hijo!! Es mi primer embarazo y ahora te he encontrado y me ayuda mucho toda la recopilación que has hecho. Te estoy muy agradecida, se nota tu amor compartido.
Entré por el artículo sobre tóxicos en cosmética, un tema que me interesa mucho y más ahora con la llegada de mi bebé. De hecho promocionopromocionó una marca que trabaja cosmética fresca y sin tóxicos, La única en Europa. Me gustaría que la conozcas y veas sus ingredientes. Es una suerte también contar con empresas que cuiden nuestra salud y seguridad. Para ti y para quien esté interesado podéis contactar en soniapg-76mk@hotmail.com. Un fuerte abrazo!! Sonia

Mireia dijo...

Hola, Sonia, me alegro de que te haya gustado el blog. Respecto al tema cosmetico, imagino que te refieres a «Ringana», tengo varias amigas que la comercializan. Un saludo!

Mireia dijo...

Hola, Sonia, me alegro de que te haya gustado el blog. Respecto al tema cosmetico, imagino que te refieres a «Ringana», tengo varias amigas que la comercializan. Un saludo!

Publicar un comentario

¡Hola! Gracias por leer mi blog, pero lamento comunicarte que no lo sigo actualizando.
Durante casi diez años dediqué parte de mi vida a este tema de muy diferentes formas, y con la llegada de mi tercer hijo, llegó el momento de pasar página. No obstante, si lo deseas puedes dejar un comentario. Siempre que no sea ofensivo ni spam se publicará una vez supervisado, y si puedo contestarlo, lo contestaré.
Recuerda que éste es un blog informativo, no un blog médico. Si realizas una consulta, has de tener en cuenta que recibirás opiniones, no diagnósticos.
¡Que tengas un buen día!