viernes, 19 de septiembre de 2014

Material para el parto en casa


Si te has decidido por un parto en casa, tendrás que preparar algunas cosas para el gran día. Aquí te recomendaba algunas ideas para preparar a los niños, aquí algunos vídeos que quizá te guste ver y aquí te hablaba de la canastilla del bebé. También te recomiendo que hagas un plan de parto donde indiques tus preferencias y lo presentes en el hospital más cercano, aunque vayas a parir en casa, por si hubiese que realizar un traslado.

Ahora vamos a por lo que nos ocupa, el material necesario para el parto en casa que conviene ir preparando antes de que las comadronas entren en guardia con vuestro parto, normalmente a partir de la semana 37 de la gestación. Seguramente ellas os darán una lista, pero así tenéis una idea:

FARMACIA:
-Compresa de algodón enrollada "CEBENIN", puede ser el primer pañal del bebé mientras estais piel con piel, las matronas lo utilizaran para sostener tu periné o limpiarte y además puedes hacer compresas refrescantes/antiinflamatorias/antisépticas para el posparto inmediato (lee más abajo)
-Caja de 100 gasas estériles, tanto para el parto como para cuidar el ombligo del bebé después.
-Konakion pediátrico (vitamina K oral para prevenir hemorragias del bebé, sustituye a las inyecciones que administran en los hospitales). Infórmate sobre los diferentes protocolos de administración (3 dosis, 6 dosis, dosis diarias...)
- Aceite de almendras dulces 100% (también en tu herboristería de confianza), para masajes.
- Un paquete de salvacamas o empapadores desechables, para proteger las zonas donde puedas ponerte y crear una superficie higiénica a la vez. También puedes encontrarlos en algunos súpers.


HERBORISTERÍA:
Los fines de estas hierbas son varios: por un lado, el más obvio, es realizar infusiones para beber; además es posible que las añadan al agua de la piscina de partos para que os podáis beneficiar de sus efectos terapéuticos y por último, para las compresas posparto que os he comentado antes. Así, primero os digo cantidades a comprar y luego os explico.
- Té de hoja de frambueso, para tomar una taza al día en infusión a partir de la semana 36 de embarazo y dos tazas al día a partir de la semana 38. Es un tónico uterino y algunas comadronas lo usan para ayudar en el parto. 100 grs y si luego hace falta se compra más.
- Tomillo, 200-300gr (bañera de parto / compresas)
- Cola de caballo, 200-300gr (bañera de parto / compresas)
- Hierba Luisa, 20 gr. Una taza por la noche para relajarte durante el embarazo si estás nerviosa (infusión, una cucharada sopera por taza de agua) y útil también para calmar los entuertos.

→Compresas posparto
Haremos 10 compresas para ayudar a desinflamar la zona de la vulva y periné tras el parto. Cortaremos  trozos de unos 20-25cm de compresa Cebenin, empapándola de infusión y envolviéndolas una a una en film transparente de cocina (empapadas pero que no chorreen), las meteremos en un tupper y al congelador hasta el día del parto. Creo necesario comentar que no a todas nos gusta la sensación de tener esa zona mojada y con algo tan frío, aunque realmente sirve para desinflamar.


Para hacer la infusión, llevaremos a ebullición 2 litros de agua, retiraremos del fuego cuando hierba y añadiremos un buen puñado de tomillo y otro de cola de caballo. Lo taparemos y dejaremos reposar unos 15 minutos, colaremos, filtraremos y dejaremos enfriar un poco. Después simplemente ponemos las compresas en un recipiente y las empapamos con la infusión, las envolvemos en film de forma individual y congelamos.

VARIOS:
- Sábana bajera ajustable impermeable para tu cama. Será útil si rompes aguas mientras duermes, si decides parir en la cama y también para proteger el colchón de las fugas posteriores de leche.
- Colador viejo (será para recoger todo lo que haga falta si te metes en la bañera de partos)
- Bolsas de basura
- Plásticos para tapar muebles/sofás (podéis comprar un par de plásticos protege lluvia, de los que venden para proteger la ropa tendida en mercadona o carrefour, por ejemplo).
- Una bolsa de agua caliente para aliviar dolor lumbar, riñones, etc
- Un espejo de al menos 20x20cm para que puedan mostrarte el proceso de tu bebé
- Un flexo de luz y una linterna con pilas
- Dos palanganas de unos 25-30cm de diámetro (para recoger la placenta, para dejar las gasas, compresas, etc usadas)
- Toallas grandes, medianas y pequeñas limpias.
Truco: Para que queden más suaves hay que lavarlas sin suavizante, con agua fría o máximo 30ºC, con la mitad del detergente que indica el fabricante (yo he utilizado jabón natural de pastilla triturado en la thermomix, dos cucharadas soperas), media taza de bicarbonato y añadir en el último aclarado (o en la cajetilla del suavizante) media taza de vinagre blanco (al secar no huele). Antes de este lavado, se puede hacer uno con el detergente habitual y una taza de amoníaco, a alta temperatura, para dejar la toalla limpia y libre de bacterias. Si no tenemos secadora, secar en cuanto acabe el lavado a la sombra (el sol acartona)
- Velas / incienso / esencias relajantes /  música relajante...
- Tijeras que corten bien para cortar las compresas y encendedor para las velas/incienso
- Frutos secos para comer antes del parto y zumos y frutas frescas para beber durante el parto.

→Placentofagia
Si te has informado sobre los beneficios de comerse la placenta (como estimular la lactancia, prevenir el riesgo de hemorragia o evitar la depresión postparto), y has decidido probar con un batido de placenta (sólo se añade un trocito, cruda), asegúrate de tener preparados alimentos como:
 -Canela en rama, miel, zumos, limones y naranjas, frutas frescas y variadas, batidora y/o exprimidor y cañitas para beber.

También existe la posibilidad de que hagáis un estofado con ella o que la encapsuléis. Aquí os dejo con tres recetas de la web ya desaparecida "comadronas radicales":
  • Batido de placenta: Se toma la placenta recién parida, se examina bien y se cortan uno o dos lóbulos (material rojo esponjoso, textura parecida al hígado). Se retiran venas y ligamentos. La cantidad puede ser menos que lo que cubriría la superficie de la mano. A veces resulta más fácil cortarlo con tijeras de cocina. Se lava ligeramente para que no pierda sus propiedades y se introduce en la mezcladora o si no en el recipiente para la batidora. Se añade medio litro de zumo de naranja, o del que una quiera, y un par de cucharaditas de azúcar, miel o lo que se desee para endulzar. Se bate bien y... listo para servir! No sólo la parturienta se beneficia de este batido, a veces los maridos e incluso abuelas comentan la energía que sintieron tras tomarlo.
  • Sashimi de placenta: En Japón, tradicionalmente la placenta se corta en trocitos pequeños o tiras, se lavan y se colocan crudos en un platito. A continuación se cortan unas rodajas finas de cebolla tierna cruda y se espolvorea por encima. Se coje con los palillos, se suca en salsa de soja y se come. También se puede espolvorear virutas de bonito, o poner un poco de wasabi.
  • Estofado de placenta: Se cortan trozos de la placenta, procurando cojer sólo la parte blanda y carnosa y sin membranas. Estos trozos tienen un tamaño y consistencia parecidos a los trocitos de carne para estofado. Siguiendo cualquier receta tradicional, se cortan las verduras, patata, cebolla, ajo, zanahoria, pimiento, etc y se añaden por ejemplo guisantes o judía tierna. Puede comerlo la parturienta o toda la familia. Tener en cuenta que al ser cocinada la placenta perderá gran parte de sus propiedades, especialmente las hormonas.

Yo no dudo lo más mínimo de sus beneficios, pero es algo superior a mí. Prefiero plantar un árbol con la placenta de mi bebé. ;)


Quizá también te interese:
La placenta
El cordón umbilical, ¿qué es?
He roto aguas, ¿y ahora qué?
¿Estoy de parto?
¡S.O.S! ¡El parto no llega!
Concepción, embarazo, parto y menstruación para niñas (y niños) 
Rituales tradicionales con la placenta
Encapsular la placenta
Placentofagia (comerse la placenta): no lo haga

 
Nota: Éste no es un blog médico, sino informativo. Contrasta siempre toda la información y consulta a varios especialistas. Puedes desactivar el sonido del blog al final de la columna derecha.

Licencia de Creative Commons
"Por Un Parto Respetado" de Mireia está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

6 comentarios:

Laura Mariel Céspedes dijo...

Me encanta la forma en que nos orientas a a la hora de tener un parto en casa.Los detalles aca escritos me han servido bastante infinitas gracias

Ana Gonzalez De Prada dijo...

Un material el que has dejado en la web para que se pueda dar a luz en casa con la mayor de las comodidades, era algo que tenemos que renovar sin duda alguna, gracias por compartir
http://soadcrianza.com/

AlegraYanez dijo...

Gracias por la información, si me lo permites voy a añadir un dato que para las futuras mamas puede ser de ayuda. Podéis encontrar enfermeras para asistir el parto a domicilio a través de www.hellogivers.es un saludo a todas!

comadre dijo...

Gracias por la información


comadre dijo...

Muchas gracias por disponibilizar esta información

comadre dijo...

Gracias por la información


Publicar un comentario

¡Hola! Gracias por leer mi blog, pero lamento comunicarte que no lo sigo actualizando.
Durante casi diez años dediqué parte de mi vida a este tema de muy diferentes formas, y con la llegada de mi tercer hijo, llegó el momento de pasar página. No obstante, si lo deseas puedes dejar un comentario. Siempre que no sea ofensivo ni spam se publicará una vez supervisado, y si puedo contestarlo, lo contestaré.
Recuerda que éste es un blog informativo, no un blog médico. Si realizas una consulta, has de tener en cuenta que recibirás opiniones, no diagnósticos.
¡Que tengas un buen día!